Escribiendo Memento Mori

22.4.05 Alfredo a las 5:24 p. m.

Ars Moriendi (I) Notas generales

La idea de la que nace este intento de novela viene de una “extraña” costumbre social del siglo XIX, el Ars moriendi.
Podemos ver la evolución de la muerte igualadora medieval, presente en las famosas Danzas Macabras, a la muerte liberadora.
La concepción de la muerte no era como la que surge a partir del siglo XX, la llegada del óbito era considerada como una liberación del valle de lágrimas en el que estamos condenados. Siendo tan triste como ahora, la imagen del difunto no era considerada de manera morbosa o desagradable; se instauró como costumbre retratar a los muertos, primero con dibujos y, con la aparición del daguerrotipo y la fotografía en papel, contratando a fotógrafos.
El sujeto principal de los retratos solía ser un niño. Las familias atesoraban los recuerdos que podían, siendo los retratos, normalmente con poemas mortuorios al dorso, una preciada posesión.
Los cuerpos se presentaban como durmientes, para suavizar el aspecto, y, como detalle para el observador, se incluían pequeños detalles simbólicos para transmitir el mensaje de que el retratado estaba muerto. Así hay flores boca abajo, las manos cruzadas, símbolos religiosos.
Es interesante la asociación del enterrador con el fotógrafo de muertos, los dos como último elemento que ayuda a conservar la memoria del difunto. Uno tratando el cadáver y embalsamándolo, y el otro conservando la imagen para siempre.
Existen tratados y exposiciones sobre el tema, aquí dejo unos links para los interesados, aunque bajo la advertencia de que algunas fotos pueden resultar especialmente duras.
-Dan Meinwald, Memento Mori


-Thanatos.net

-A history of Visual Media

Blogger Santiago Eximeno dijo...

Una iniciativa fascinante, Alfredo. Me pasaré por aquí regularmente y trataré de aportar lo que pueda.  

~

Blogger Alfredo Álamo dijo...

Gracias, Santi. Seguro que te saco provecho ;)  

~

Publicar un comentario